jueves, 2 de agosto de 2007

Moribundo y lo que todos sabiamos

Sí, soy consciente de que llego demasiado tarde para aquellos lectores-adoradores-deboradores del blog de Moribundoporelarte de quien, a estas alturas, ya todos sabéis que se trata de mi hermaníssimo y que yo encarno y doy pié a las historias de 'Comunicóloga' en sus post (por cierto, me encanta mi nombre en tu blog!).
Nunca pude entender el ánimo que mi hermano volcaba en mí de forma continua para que me decidiera a escribir un blog, un ánimo que creo duró cosa de dos años más menos hasta que finalmente lo hice. Y es que nuestras conversaciones siempre han sido divertidas a la par que cultas, con merecimiento de estar disponibles para el público, ya sea en un programa de monólogos, en la sección consejos sobre sexo de Cosmopolitan o en un blog. Yo sabía que él mantenía algún extraño tipo de relación con y por la web que, por similitud verborrea quería que yo hiciera también.Sin embargo, pude entenderlo todo de forma plena cuando el móvil me sonó una noche y descolgué con confianza al ver que era mi amiga japonesa (de la que ya queda constancia de que no desea ver su nombre propio en internet) Mi amiga, un tanto nerviosa, me vino a decir lo siguiente:
"Comunicóloga, si todavía te quedaba alguna duda de la orientación sexual de tu hermano, te voy a decir algo que te la va a quitar", a lo que yo le contesté "¿duda? Crees que un tío heterosexual se haría con la colección prácticamente completa de las bratz??" Aun así, como no existía prueba feaciente que confirmara lo que ya todos sabíamos (bueno, todos me nos mi padre) le pedí que continuara contándome. "Ya sabes que hago búsquedas en Google con mi nombre para ver si se dice algo sobre mí..." comentaba mi amiga, que, aunque parece un extraño vicio, nada mejor para enterarte de todo lo que quieres y no quieres saber, "... y he descubierto un blog que escribe tu hermano donde cuenta cómo pierdo la virginidad!! y como pierde la suya! varias veces!" "AHHH!!!, Qué escándalo!!" Sólo mi amiga y yo, bueno... y el chico en cuestión, conocíamos estos hechos, con pelos y señales, me refiero! Por suerte mi hermano contaba algunas cosas que no se ajustaban a la realidad, por lo que me ví salbada de la bronca que ya veía venir sobre mí por parte de mi amiga que, por supuesto, pensaría que yo se lo había contado en esas conversaciones en plan aquelarre en nuestra habitación, donde hemos descuartizado a todos bicho viviente "Aghhh..." Pensé "Que me quedo sin amiga japonesa por una jilipollez!". Por suerte, como digo, este blog no hizo que nos alejáramos sino que nos lleváramos aun mejor gracias a una complicidad de "ahora solo nosotras dos sabemos lo que ha pasado Amiga Japonesa, quiéres que se lo cuente a mi hermano?" Un rotundo NO fue su respuesta, pero solo por pura vergüenza y por temor a que una vez que yo descubriera a mi hermano, esto le pudiera sentar mal y no volver a hablarme, por lo que Amiga Japonesa sería una rompefamilias!. Nada más lejos de la realidad.
Tras un largo tiempo en el que Mi Amiga Japonesa estuvo haciendo búsquedas de su nombre propio, volvió a telefonearme para contarme que había vuelto a descubrir su nombre en el blog de Moribundo y que ahora quería venganza. No fue dificil convencerla de que debíamos decírselo, así que así lo hice una relajada noche en el sofá, delante del televisior encendido y con mi madre lobotomizada por las ondas audiovisuales. Yo reconozco, podía haber empezado la conversación con algo así como "No te enfades moribundo pero Japonesa ha descubierto esto...."o " ¿Sabes quién es gay?" Sin embargo me bastó decir que Japonesa había buscado su nombre en internet y había encontrado algo MUUUUUUY INTERESANTE. Entonces fue cuando llegó el momento crack para mi hermano. Ese momento en el que se te desencaja la mandíbula y te cruje hasta el coxis porque se ha decubierto el pastel que tan celosamente guardabas para comertelo tu solito. JA! Pillado. Creo que, a juzgar por sus expresiones, se le debió de pasar por la cabeza taparme la boca con cinta de embalar, asesinarme y tirarme al manzanares para que no pudiera contárselo a nadie, pero, como buen artista recapacitó, pensó en cortarse las venas, volvió a recapacitar y seguimos hablando sobre el tema para llevarlo algo mejor. Después de esto ya sabéis lo que pasó por que Moribundo lo relata muy bien en su blog.
Para mí los resultados de esta cadena de actos han sido satisfactorios, pues mi hermano y yo, ahora podemos hablar de sexo sin que la conversación sea un contínuo monólogo por mi parte de "pues cuando le mordí esto a David no sabes como se puso" o bien, que las intervenciones de mi hermano ahora tienen nombre de con quién, cómo y cuándo y no "Comunicóloga, has hecho esto alguna vez?, ""No, y tú?" y que su respuesta ya no sea "Ajajajajajaj,ajajaja..... solo te digo que duele."
Si lo sé se lo digo antes.

4 comentarios:

Pau dijo...

Encantado de conocerte 'en persona',Comunicógola, después de saber de ti por tu hermano, jejeje.

Comunicóloga dijo...

Al contrario! El gusto es mío Pau. Agradezco que mi hermano haya dado a conocer ya mis historias, solo espero que al contarlas yo sean casi tan interesantes como las suyas, claro que mi vida sentimental tiene menos chicha.
Espero que nos leamos!

Retal dijo...

jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj
me necanta!
no se si dejarle un comentario a moribundo... tú que crees, hermanísima mía?

Comunicóloga dijo...

Bueeno, ejem, pues teniendo en cuenta que Moribundo conoce mi blog y posiblemente lo lea... sí, me parece bien porque esto es la WORLD WIDE WEB AMIGOS!! Un dolarín, un dolarín, un dolarín!